lunes, 21 de noviembre de 2011

y ganaron los del Padre Putativo

ya estamos todos.
la rebelión del estómago pudo con la razón y volvemos a las andadas. A pesar de todo debemos estar contentas y contentos con el fin del otro terrorismo, nuestros hijos no nacerán con ese péndulo de Demócles.